Inserción perra

No tenemos empacho de publicar y seguir publicando en nuestro blog poemas como este que nos manda Nazaret Dobliú. Ánimo, Nazaret; esta es tu casa. Y esperamos haber dejado nuestros ladridos a la altura traductora que les corresponde.


UTERYO

Os recomiendo un saludable distanciamiento de la apatía política ciudadana. Máxime, si entre ida e ida de olla se convierte en seguidora de culto a Coetzee.

Pues también tú hubieras querido prender la llama oculta en el interior del autor cuando lo leíste.

Qué extraño, porque la llama aún me llama, pero en realidad quien llama es ella: la presunta seguidora de donde estés y a la hora que estés, trágala amarga.

Y paras la oreja como quien presta una cáscara vacía en lugar de prestar oídos.

Cuidado con el hígado; ya no hay en él lugar para sorpresas

Y el cuerpo humano es puro reflejo sistémico.

Las cáscaras vacías casan bien con el previsible contenido basura dirigido siempre a la calle/número del riñón que sigue tirando.

Pero ¿puedes decir por qué eres incapaz de darle al modo cáscara vacía?

Puta verdad que te desplaza en audio a la ninguna parte de siempre.

Ella conduce: El mes que viene es su día de nacida.

Eso es ¿su cumpleaños? –ahora tomas tú la iniciativa-:

Eres una cría, y ella, la veinteañera que venía a visitaros.

Ese día desoyes a la abuela y en lugar de esperarte pelando patatas crudas con el cuchillo de hoja sin mango que es algo fuera de este mundo,

Camino del Maravillas, pierdes su rastro.

Y tee preguntas cómo la alegría perfecta de reencontrarte con Juli que ha salido a buscarte

Puede galvanizar el sentimentalismo en estado puro y reducirlo a incredulidad por obra y gracia de cuatro correazos.

Retoma de nuevo el volante:

Perdiste, sí: ¡Ah, la pérdida!…,

Para, por, de y todas las declinaciones de la pérdida.

Nada puede compararse con la incertidumbre y el corazón en vilo,

Esa exánime eternidad  de un par de minutos suyos que un dependiente sacude de un manotazo al sacarla de los probadores:

Cuando se le perdió la Cangurita en Galerías.

Y el colofón: “Hay que ser madre para entender-lo”.

Esos colocones suyos de adrenalina con los que siempre remite a su oyente a la madre que la parió contra su propia voluntad,

Con los que siempre echa a perder el tándem más bien dispuesto,

Pues yo no tengo hij-os

Y a partir de ahora, tampoco tengo ganas de oírla.

Cualquiera le saca la pieza de los abortos que perdí para que tire de la hebra.

Y esos sí que han sido para siempre.

Prender la llama oculta en el interior de la parte esquiva sólo puede conducir a una patada:

Mi oído, eyacula de un cansancio que seguramente es volcánico.

Esa lava sí tiene un precio, y no las descargas de la Sinde.

Descargas como becas que se caen o caen en desuso.

Ahora y entonces se reducen a lo mismo. Y ella es aquella que dijo dice:

En esta casa no hay sitio para ti y tu Universidad, que no quiere Berlusconi.

Luego entonces, no sabíamos que para algunos las casas son al cuerpo humano lo que los úteros a un borde que no está para sobrinas de poco agraciada fortuna.

Es mucho más peligrosa la apatía de una ciudadana

Que la cargante dictadura de un tirano, oh yeah.

Pero hay que hablar de ello.

Hablar y hablar de ello, que no nos pille ninguna de las dos.

Las tipas que no están a la h

Son las + básicas para Coetzee.

Qué mierda lo bien que escriben los tipos como él

Y que tengas que leerlos en horas bajas,

Con secuelas crónicas de oídos,

Más el extracurricular tapón de algodón en el volcán derecho con disfunción.

Somos una especie sin remedio:

Es lo que piensan de nosotros los perros,

Que ya han declinado de literaturas y sólo leen noticias en sus deposiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s