Petirrojo

Así fue y fui.
Al Facebook, para encontrarme a mí
Dejándome encontrar por mis amigos.
Había hijos y hablaban de los logros de la vida.
Yo silenciaba mis ogros
hirviéndoles la sangre en su flor carnívora de sombra.
Mi vida era una pérdida de hojas
Que a nadie interesaba amontonar.
Cayendo de los árboles, ves, le dije a mi memoria.
Pero también algo es verdad
Cuando se llora hasta ponerse ciega por alguna mentira de verdad.
Como ríos de hojas y más hojas qe fluyendo prosiguen su acolchada corriente.
Hace falta ser parte de la noche para saberse estrella.
Cuando ya se están yendo, tú te ahítas con ellas
Qedando en lo invisible
Como un río de agua
Sueño qe no se qeda
Pero qe siempre hay.
Entonces sentí envidia de los árboles
qe no necesitan ningún Facebook
para callar su savia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s