Aquí películas

El actor principal el que hace que más te emociones es la música
para desconfiar de lo que ves ponerte la película de lo que sientes requiere dejarte del revés
no esperar que te digan que el reloj da la vuelta al llegar a los cincuenta
para mojarse una tan sólo hay que estar viva y ser mujer
si no dirías uno en vez de una y en paz es el camino
la gente se tira a la piscina a hacerse unos largos
yo siempre me quise tirar a hacerme unos cortos con elefantes en las cuevas de interminables trompas
a alargarme la vida con juegos de carnalidad desconocida
olas de lo inverso que llevan al orden y levantan el verso en viceverso
me es el cine eso secretos que florecen a voces en mi pereza
y mi perra que a veces tiene la virtud de intuirlos y se acerca a pedirse tres deseos
uno de ellos que permitan el acceso a los animales de compañía
proyecto un acorde y se afina la gramola de la mente
se despereza hasta el último mueble del cuarto
caído, todo recobra su sentido
empiezo a dar vueltas a la manzana de las ideas
magia la bola imaginaria no la toco que sigo con las manos en el nada imaginario suelo
cierro los párpados y proyecto en ellos la platea de ocho lustros cronológicos
a ocho milímetros de mi asiento adelantándose a su tiempo como los genios
la Bordonera desmenuza la cinta: ave con ella!
quiere decir hable con ella
el catañol de los pueblos acabas por descifrarlo a poco que te empeñes
ahora sé que ella es cualquier otra que no es el último cuplé ni esplendor en la hierba
que en el cine el tiempo no sigue un hilo cronológico y en la vida a veces tampoco
se cerraron las puertas en el entreacto y la entrada se convierte en la salida
la sala se ha convertido en afuera que es adonde siempre se aprenden las cosas que pasan
manos en el suelo y el corazón por encima de la cabeza
tú no eres esa mujer que está al revés sino el resto del mundo
ojos que tocan lo que otros no habrán visto ni en cinco vidas
palabras invisibles sentimientos que bombásticamente se desbordan
la oblea de un barquillo fundiéndose en el velo del paladar
no caen las piezas de tu dentadura
pero sí las puestas de sol con fosfenos y gato incandescente
te hiciste a ello y ya nada te sorprende
al carajo el maestro severo que será duro con nosotros al día siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s