Superboi

Boi Ruíz sostiene que no hay derecho a la salud, porque esta depende del código genético de la persona. Como lo oyen. Como sea que según él la persona depende a su vez de los antecedentes familiares y de los hábitos cultivados por los antecedentes familiares, no hay derecho a la salud para nadie, y todos contentos… Colateral a la aplastante lógica de Boi, todos los servicios públicos de salud de la Generalitat de Catalunya conseguidos a copia de árduas movilizaciones populares ya no serán legado para futuras generaciones, sino que serán expuestos a la venta -o a la subasta,que da más de sí- para contentar a los ansiosos en comprar servicios públicos de calidad por cuatro perras chicas. Como quiera que la mayoría de los servicios privados de sanidad están en manos de ansiosos forrados del ladrillo que con la crisis andan algo aburridos, decir salud en este país va a ser lo mismo que hablar contra la pared. ¡Ostras!, ha exclamado un gen atrapado fortuitamente por este coleccionista de perlas cautivadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s