Quitar hierro / Poner cara

Es difícil ser discrepante cuando la separación ideológica no sobrepasa los márgenes de las mismas filas. No entendemos por qué no puede haber una cara a cara entre Rubalcaba y Chacón. Sería estimulante observar cómo las simetrías no se corresponden a lo presumible esperado. Se puede aludir a la disciplina interna de partido. Pero ¿puede resquebrajarse la disciplina interna de un partido por contrastar diferentes puntos de vista? ¿No es normal y lógico que, antes al contrario, el discurso se enriquezca con los contrastes? A cualquiera se le ocurre ahora, presentar un debate entre dos cargos iguales, pero de diferentes partidos, en el mismo ministerio. Qué disparate.

poner cara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s