U nido s por el amor y la vivienda

. Para entender el agujero en el que estamos cayendo junto a la santa sarta picos de impunidad que se suceden, como es el caso de la indemnización a Dívar (o el club de la avaricia, pero más), por poner un ejemplo, películas como El pisito representan lo máximo a lo que se puede aspirar en este territorio de charanga y figurones. Vuelve el neorrealismo

Anuncios