TOROS N PAIN/ TORO SIN PAN

TORO SIN PAN
El surrealismo –superrealismo, en francés literal- nace como movimiento de rebeldía contra el aburguesamiento de la sociedad. Épater le bourgeois, epatar al burgués, era un fin y a la vez un medio de subvertir los valores sociales establecidos por la clase dominante. En Tierra Sin Pan –Terre Sans Pain, en francés, que con un leve alineamiento de los caracteres y otro poco de interpretación libre conduce a Terre San Spain, Tierra Sin España, documenta un núcleo geográfico y humano de la España profunda como son la comarca de Las Hurdes y sus aledaños, a expensas del abandono, la carencia, el retraso y la muerte por falta de atención médica. Rodada entre el 23 de abril y el 22 de mayo de 1932 y muda en un principio, la película recibe una inesperada subvención de la embajada española en París y acaba siendo debidamente narrada por una voz en off. En este film, Luís Buñuel da menor rienda suelta a su estilo preferido y se ciñe a las exigencias de un guión en clave de documental que le llevó 20 años de escribir a Maurice Legendre. Pero de tan terrible, la cruda realidad ni siquiera queda exenta de lo que podría calificarse surrealismo salvajemente natural. Buñuel forzó situaciones que otros habían visto con anterioridad cronológica y tanto el despeñamiento de la cabra como la muerte del burro son representaciones que desgraciadamente conllevaron la pérdida real de ambos mamíferos. Las leyes de protección animal y una mayor expansión de la conciencia animalista, han avanzado lo suficiente para que el rodaje de snuff animal pueda estar absolutamente prohibido a día de hoy. Gracias a Dios. Pero sobre este pueblo que acusa los estragos de una crisis que no provocó, pesa de nuevo la humillación de soportar la promoción con dinero público y por parte del estado de ese salvajismo pretendidamente artístico que son las corridas, de vuelta a las emisiones de la televisión pública . Asimismo el clero recibirá puntualmente y sin merma, sustanciosas inyecciones de dinero público para sus escuelas católicas, cargando de tal forma contra el principio inviolable de laicidad que por la misma regla de tres se sacan de la manga que el incesto es un arte popular y ya tenemos a los think tank del régimen como locos documentándose sobre la previa y enfrontándose a la realidad para demostrar que están en su derecho. Clero y toros. Bajo un denominador común que es la apropiación ilícita del pan ganado con sudor ajeno. Sobre la piel del toro extendido, el tiempo generacional ha ido transcurriendo, pero la raíz del problema subsiste y sigue haciendo mella en los descendientes de Tierra Sin Pan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s