De ovejas y lobos

Los óvidos pertenecen a la familia de los bóvidos. Me acabo de enterar leyendo una reseña de un libro que recrea la mirada de un grupo de ovejas dispuestas a averiguar quién hay detrás del asesinato de su propio pastor. Rosa Montero habla de él en Lecturas compartidas, en el diario El País. He buscado el enlace, pero ese es un periódico con escasos miramientos para los internautas. Así que copio el pequeño pasaje que la autora incluye en el artículo para que se “perciba el perfume del libro”. Aunque sea de tufo ovino, visto desde la perspectiva humana, que igual para una oveja nuestros humanos perfumes resultan de lo más pestilente.
“Mopple temblaba como una vara y estaba demasiado agotado. Reinaba un silencio absoluto. También aquel bruto vio que Mopple no podía más y entonces una de sus manos se cerró en un enorme puño y golpeó la otra (…) Indefenso, el carnero clavó la vista en su agresor y mascó mecánicamente el último matojo de hierba que había arrancado en tiempos remotos y felices. No le supo a nada. Mopple no recordaba por qué pacía. Ya no sabía por qué había de pastar una oveja en este mundo mientras hubiera carniceros. El hombre dio un paso atrás, sin duda disponiéndose a hacer algo infame y definitivo, y de pronto fue como si la tierra se lo tragase. Mopple se quedó inmóvil y siguió mascando, mascó hasta que ya no tenía una sola brizna de hierba en la boca. No pensaba en nada, sólo en que debía seguir mascando: mientras mascara nada ocurriría. Se sintió un poco tonto por mascar con la boca vacía, pero no se atrevía a arrancar más hierba”.
La autora del libro, Leonie Swann, ha escrito también “Que viene el lobo”. Se encuentran disponibles en la editorial Salamandra.

Animales, otra forma de expresarse como te salga del rabo

Una estimulante noticia que nos es muy grata de traer a La Perrita Perrilin. Se trata del relanza miento de la APDDA (Asociación Parlamentaria por la Defensa de los Animales).
“Esta mañana la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA) ha emprendido una nueva etapa. En 2007 se fundó por el impulso de 7 diputados y senadores y hoy cuenta con una nómina de 28 miembros, con representación de prácticamente todos los grupos parlamentarios. Aquí tenéis la foto de familia: de izda. a dcha. en la foto, Jordi Guillot (ICV), Mónica Alminyana (PSC), Ascensión de las Heras (IU), José Miguel Castillo (PP), Chesús Yuste (CHA), Cristina Narbona (PSOE) y Joan Josep Nuet (EUiA). La APDDA cuenta en la actualidad con parlamentarios y ex parlamentarios de PP, PSOE, PSC, CiU, PNV, IU, ICV, CHA, EUiA y ERC.
En esta primera reunión hemos abordado cuestiones de organización, aprobando un calendario de actividades, donde destacan un acto de entrega de premios en diciembre a personas y colectivos que se hayan destacado por su trabajo en defensa de los animales y unas jornadas de estudio en abril o mayo. He sido elegido coordinador de la Asociación y me ha correspondido comparecer ante los medios de comunicación, ante los que he enumerado los asuntos que queremos abordar en esta legislatura: 1) la situación de los animales de compañía, esterilización y fomento de las adopciones, para reducir la carga de las administraciones públicas; 2) dar continuidad al trabajo de la Subcomisión sobre maltrato animal que funcionó la pasada legislatura y que aportó interesantes conclusiones, de las que pueden nacer iniciativas sobre: 3) una Ley estatal para la protección de los animales (de mínimos) y 4) una reforma del Código Penal centrada en el maltrato animal. También nos preocupa la emisión en TVE de corridas de toros y, encima, en horario infantil, así como la celebración la semana que viene del Torneo del Toro de la Vega en Tordesillas.

La Asociación cuenta con parlamentarios de todos los partidos, unidos por la sensibilidad en favor de los animales, y espero que alcancemos amplios acuerdos que nos permitan avanzar en estos años específicamente en el ámbito político y legislativo en protección animal y contra el maltrato”.
Leido en El blog de Chus Yuste

Radiosos

Los radiosos cada vez son más marchosos y cada vez están más por las radios y los programas de radio que valen la pena. Pero, demonios, en este mundo siempre hay gente subida a la envidia que amenaza con echarles. El programa de Radio3 Carne Fresca es un vivísimo ejemplo. La audiencia se moviliza para revocar el cierre del programa. Las mascotas afines a las ondas andan revolucionadas porque también quieren que vuelvan. “No nos importaría que en lugar de Carne Cruda se llamara Sangre Congelada, ha dicho una radio oyente. ¿Vas a quedarte sin firmar la petición?