Nombre y Cactus

captura de foto: domingo, 16 junio 2013

captura de foto: domingo, 16 junio 2013

NOMBRE y CACTUS

Entre los sonidos que oímos a lo largo del día con más frecuencia
Está probablemente nuestro nombre
-Sin contar la de veces que nos llama la propia conciencia-

El sentido del oído radica en el alma
Se dice de la vista que es engañosa porque va y viene
A merced de las señales que recibe del exterior aparente

Pero el sonido es alma pura
En su búsqueda estética particular
El oído prescinde de las imágenes externas
Para dejarse llevar por esas imágenes que dentro de uno mismo
Vibran de diferente manera en cada cuerpo
Según sean pronunciados los nombres
O según sea interpretada esa música inherente a cada nombre aún no dicho

Alguien que graba los nombres en la carne de una planta
Lleva también él mismo su nombre propio como un daño
En sus oídos
O que a cualquier otra parte de su cuerpo
Rompe con el piano el aporreo

Un sonido a cuya cicatriz
El alma del cactus deberá suministrar la armonía
Entre la vibración interrumpida del noventa y cinco por ciento de agua que lo irriga
Y el ochenta por ciento de agua del humano que
Empuñó la navaja
Hasta hincarle un nombre

Daño y reparación
Establecen un vínculo
Que rueda de por vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s