Jardín

 

 

JARDÍN
Canícula de agosto
En el fragor de la noche
Busca la poeta un vaso
De agua cristalina
Y al volver
Encuentra al sapo de Basho
En su cocina
_______________________

Anuncios

Primera visita al cortijo del Fraile

Nubes de golondrinas nos reciben. El auto en punto muerto, freno de mano echado, salimos con la cámara a recoger una primera impresión del sitio. El otrora glorioso cortijo parece ahora como si la tierra se lo fuera a tragar en cualquier momento. Las labores de labranza lo respetan de momento, aunque tal vez haya que dar gracias a la valla metálica que circunda el ruinoso ámbito en que se encuentra sumido.

Pigeon

image
PIGEON
Celos
De las palabras
Que a través de la ventana
Intercambia
La paloma
Con el árbol
Y sin embargo
Salió hecha
De mis manos
Con plastilina
Dice
La desolada
Artista
____________________________________________________________________________________________________________________________________

Cruz y raya

Una instalación de cruces de respetable tamaño tiene lugar en la sierra de Guadarrama. Si las pretensiones de los instaladores fueran artísticas no pasaría nada, pues una vez vista una una cruz, vistas todas; se quitan con la misma facilidad que se han montado y a otra cosa mariposa, que una sierra da mucho de sí para celebrar el arte que sea. Pero las intenciones son declaradamente religiosas. Se quieren imponer 1.400 cruces a un paraje que por ser natural es también espiritual y la espiritualidad está reñida con las imposiciones unilaterales de un grupito y está reñida con las religiones que se creen estar por encima de las demás. Avasallar una montaña no es cualquier cosa. Ahí tenemos el Valle de los Caídos como ejemplo de la prepotencia de una infamia con muchos crímenes en la lista silenciados por el impacto de una cruz de piedra convertida finalmente en tapadera del túmulo funerario del déspota número uno del fascismo español.Las cruces están mejor en la iglesia, les han increpado unos excursionistas a los obcecados crucifijeros. Han respondido que ningún problema: primero montarán las 1400 y luego irán trayendo piedra tras piedra para levantar iglesias y dejar bien recogidita hasta la última cruz. Habrá tantas cruces como vírgenes, ha prometido uno de los ideadores del particular evento. Parece ser que entre el personal milcuatrocentista también se cuentan candidatos que apuntan maneras para llegar a déspotas con derecho a panteón funerario estilo cristofascista. Aunque de momento, las catorce cruces plantadas han sido muy bien acogidas por un colectivo de cigUeñas que las están acaparando como resort mientras se preguntan si tras la cruz vendrá un campanario para sentar sus nidos. Protección Civil está alarmada: la anécdota puede aparentar la gravedad de un botellón de fin de semana, pero convertirse el algo peor que un huracán si no se improvisa un plan de choque, ha dicho uno de los mandos. Por nuestra parte, hemos preguntado la opinión de una montaña cuyo nombre vamos a mantener en secreto por decisión propia y nos ha dicho que no le gusta nada lo que está ocurriendo. Porque a una simple cruz, le puede seguir cruz y rayo. Explico: los rayos como respuesta eléctrica de las montañas a las malas vibraciones que circulan por ella pueden ser temiblemente trágicos para los montañeros con quienes siempre hemos hecho buenas migas y nos sabría mal perder su amistad y que nos dijeran cruz y raya. Para una montaña todo cuenta y nada le es inocuo. Uy.
Lean más

cruz

Mi madre

HERMANAS
Siempre
Pese al extraordinario parecido
Niega ser la de la foto
El crío del sombrerito
Por lo tanto
Tampoco soy yo
Que en todas partes salgo
Ensombrerada
Con el mismo tipo de modelito
Ella
Con tanta facilidad
Crea ilusiones
Que entre ilusión y realidad
Lo tiene claro
Y escoge la primera
Como propósito de vida
Los críos de las manos en sus espaldas
Quedan irremisiblemente sepultados
En el anonimato
A la pequeña y a mí
Ella
Mi madre
Nos acostumbra
A relacionar la geometría
Con el agua
Metiendo manzanas de la huerta
En el barreño de aluminio
Puesta el agua al sol de la mañana callejera
Hasta que empieza a darle la sombra
Señal implacable
Del inminente baño caliente
Las manzanas desaparecen
Enseguida
Si son apetitosas
Y si no
Estalla la batalla naval
Y prodigiosamente pasan de barcos inofensivos a proyectiles
Que acaban rodando por el suelo
De la cochera
Ella
Mi madre
Nos acostumbra
A relacionar la geometría
Con el agua
Metiendo manzanas de la huerta
En el barreño de aluminio
Puesta el agua al sol de la mañana
Hasta que empieza a darle la sombra
Señal implacable
Del inminente baño
Las manzanas desaparecen
Enseguida
Si son apetitosas
Y si no
Estalla la batalla naval
Y pasan de barcos a proyectiles
Que acaban rodando por el suelo
De la cochera
Se las comerán los animales
¿Los animales?
Pero si están llenas de pis
¿Y qué?
Los animales matan el hambre
Y el pis mata la sed
Con que mira tú
A la mama vas
Que sólo dices guarrerías
Y la vemos avanzar
Hacia nosotras
Unos brazos enormes
Que parecen sobreexceder
La altura de las rodillas
Las mujeres primitivas
Viven en cuevas o en chozas
Se parecen a las monas
Pintan reses al abrigo de las rocas
Ha sido ella
Es ella todo el tiempo
Está hablando
La enciclopedia Álvarez
De memoria
Y encima canta
________________________