Primera visita al cortijo del Fraile

Nubes de golondrinas nos reciben. El auto en punto muerto, freno de mano echado, salimos con la cámara a recoger una primera impresión del sitio. El otrora glorioso cortijo parece ahora como si la tierra se lo fuera a tragar en cualquier momento. Las labores de labranza lo respetan de momento, aunque tal vez haya que dar gracias a la valla metálica que circunda el ruinoso ámbito en que se encuentra sumido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s