Árbol bolas

arbolbola

Empalizada
Escalera
Tijeras podadoras

Llegan los jardineros
De primera hora
A arreglar la arboleda
Del paseo

A bolas
Como un helado
Me han dejado la copa

-Lo siento por mis nidos_
Dice el pájaro
En la farola

-Más lo sienten mis hojas_

_________________________________________________________________________

Gatuji

Usted tiene varios nombres
Su nombre de pila
Más los diminutivos tropecientos
Que se han ido inventando sus familiares
Por alguna razón
Ahora le llaman
Gafitas de gato
Claro que solo es en la escuela
Y cuando la maestra
Está atendiendo a alguien
Y no puede escuchar
Gafitas de gato
Es un nombre bonito
Así que Usted tiene problemas
Para entender por qué se ríen
Se ríen y hacen burla
Hasta provocarle el llanto
¿Has llorado?
Le preguntan en casa
Al mirarla a los ojos
¿Por qué has llorado?
Usted responde
Quiero tener un gato
Eso no puede ser
Le responde su progenitora
Ahora Usted no llora
Se hace a la idea que tener un
Gato
Es cosa muy complicada
Se va a a la cama
Y dispone su ropita
En un montón arreglado
Con forma de gato
Y
Le coloca las gafas al gato
Todo mental
Pues si descubren
Su juego
La llevarán al médico de la cabeza
Usted ya tiene bastante
Con el médico de los ojos
El gato es suyo
Lo de menos son los detalles
Un día lo va a tener
El gato
Vendrá a Usted
Cuando ni siquiera se acuerde
De lo mucho
Que ha deseado
Darle cariño a un gato

Usted ni siquiera llevará gafas
El gato tampoco

_______________________________________________________________________

Mariposa

<a href="http://“>

El libro más hermoso
Nunca escrito
Tiene dos páginas
Que abren a los duendes
Y a las hadas

El libro más hermoso
Nunca escrito
Tiene dos páginas
Como dos alas

________________________________________________

Cúpula

Anochece

En los jardines de Vera

La naranja encendida

Del hotel Zimbali

Parece que se desprende

De la cáscara

Que ingrávida y pálida

Se queda en el aire

Flotando

_________________________________________

Noche

arbolanillo

Cebras gemelas
Con luz difusa, las ventanas gemelas rayan la oscuridad de la calle. Es de noche cerrada y a los ojos del desvelado caminante que da vueltas a la manzana le representan un par de cebras que se comunican con el árbol anillo de la acera a través de la redonda sombra perforada que arroja en la pared. Sombras que hablan bajito para no despertar al que duerme.

-Así que te han vuelto a pelar… Qué manía de dejarte al vacío
-Es por ahorrarse los nidos de pájaros. Ponen la acera perdida
-Parece que te da igual
-Yo quiero estar bien con todos. Con tal que no me toquen las raíces. La copa de abajo la quiero mantener íntegra perfecta y que no me la toquen un pelo. Los pájaros se pueden buscar otro árbol que no sea del paseo.
-Creo que nos van a apagar. Le ha entrado sueño al dueño. Puedes seguir charlando con las farolas de la calle. No las cierran hasta las siete.
-Gracias, pero hablar con la luz cenital no me apetece. Oiré la circulación que pasa por las tuberías de la fachada. A veces componen una música interesante. Luego me leeré lo que traiga el cielo raso. A las siete, echaré una cabezadita. Más o menos lo de siempre.
-Buenas noches, chico
-Buenas noches, ventanas. Hasta mañana

________________________________________________________________________________________

Cuatro gatos

sonialoganb

“Consentido común” y “con sentido común” son cosas distintas. Con sentido común, en periodo electoral cada cual debería recibir en su casa la opción de voto por correo independientemente de que la fuera o no la fuera a usar. Con sentido común, tener que desplazarse a solicitar el voto por correo a una estafeta de correos es una humillación y una falta de respeto hacia el domicilio de los votantes. Los votantes son gente que por lo general y si puede, vive en sus casas; no viven en una oficina de correos. Una humillación directamente proporcional, sí, a los pasos que han tenido que dar desde su domicilio hasta dicha oficina de correos para solicitar el voto. Si desacatos como este son consentidos, podemos llegar perfecyamente a la conclusión que el voto por correo se paga con tiempo y como el tiempo es dinero se podría extender la aberración de tener que pagar caro por un voto por correo, cosa que nos lleva a la conclusión que en lugar de pagar con euros sería más apropiado pagar con sellos y llevándolo las a un extremo, incluso podríamos sustituir la moneda de curso legal por el sello de correos. Adecuado. Las cosas dejaría de pagarse en euros y se pagarían en sellos que hacen más juego con el sistema. Elemental.

-¿Me puede decir usted por qué no he recibido el sobre con las candidaturas?
-No estaba en casa en el momento de la entrega y el repartidor lo devolvió. Por eso lo tenemos nosotros.
-Tienen ustedes el mío y por lo que se observa, un montón más.
-Ehem
-El día que vine a echar la solicitud me aseguraron que recibiría un aviso en mi buzón y aún lo estoy esperando. Estamos a sábado y las elecciones son mañana.
-El repartidor asegura que el aviso llegó a su buzón. Venga el lunes a hablar con él.
-No tengo otra cosa que hacer, fíjese. Ustedes me dicen una cosa por otra y aún tengo que venir a hablar con el repartidor. Van listos. De aquí no salgo sin una reclamación.
-Está en su derecho, aunque le advierto que se va a quedar en la palabra del repartidor contra la suya. Nadie podrá demostrar nada y no habrá caso.
-La reclamación no se la quita nadie, tranquilo. Y me voy a despachar a gusto.

Está satisfecha de no haber accedido a pasar por la segunda humillación de ir detrás de un aviso que no llega nunca. Así, fuera de plazo de reclamación de voto su denuncia tiene doble carga de sentido. Para ella el voto por correo tal como está organizado es una desvergüenza desvergonzadamente consentida. Con su escrito, le acaba de dar un buen revés al consentido común.
Ya somos cuatro en dar la nota cuando se debe dar la nota, dice de vuelta a casa pensando en sus tres mascotas. Claro que las mascotas no votan