Noche

arbolanillo

Cebras gemelas
Con luz difusa, las ventanas gemelas rayan la oscuridad de la calle. Es de noche cerrada y a los ojos del desvelado caminante que da vueltas a la manzana le representan un par de cebras que se comunican con el árbol anillo de la acera a través de la redonda sombra perforada que arroja en la pared. Sombras que hablan bajito para no despertar al que duerme.

-Así que te han vuelto a pelar… Qué manía de dejarte al vacío
-Es por ahorrarse los nidos de pájaros. Ponen la acera perdida
-Parece que te da igual
-Yo quiero estar bien con todos. Con tal que no me toquen las raíces. La copa de abajo la quiero mantener íntegra perfecta y que no me la toquen un pelo. Los pájaros se pueden buscar otro árbol que no sea del paseo.
-Creo que nos van a apagar. Le ha entrado sueño al dueño. Puedes seguir charlando con las farolas de la calle. No las cierran hasta las siete.
-Gracias, pero hablar con la luz cenital no me apetece. Oiré la circulación que pasa por las tuberías de la fachada. A veces componen una música interesante. Luego me leeré lo que traiga el cielo raso. A las siete, echaré una cabezadita. Más o menos lo de siempre.
-Buenas noches, chico
-Buenas noches, ventanas. Hasta mañana

________________________________________________________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s