Cine de cabecera

clau

saldelatierra

Entre mis películas de cabecera figura La sal de la tierra como una de las primeras. Esperanza, nieta de un aborigen de las tierras donde se enclava una mina vive con su marido minero y sus dos hijos en la tierra que los amos de la explotación actual expropiaron a su abuelo.
Me impresionó la forma sencilla de exponer las relaciones humanas en la lucha por reproducir la vida diaria entre un grupo de familias que trabajan en una mina. Y sobretodo, me impresionó la primera vez que la vi el modo de evidenciar la transpolación del sometimiento y el vasallaje impuesto por el amo de la mina a sus mineros con respecto al sometimiento y vasallaje más solapado que los mineros infligen a sus mujeres. Hace unos días me he vuelto a poner la película. Es estupenda. Todavía sigo aprendiendo de sus preciosos diálogos.

Ramón: He estado tood el día con los niños.
Esperanza: Yo he estado con ellos desde que nacieron.
Ramón: Te lo advierto: no me quedaré en casa con los niños mañana.
Esperanza: De acuerdo. Entonces me los llevaré al piquete.
——–

Voz en off de Esperanza: Siempre que se aprende algo, duele. Los cambios duelen por dentro.
……..

Sheriff: Haga volver a esas mujeres a sus sitio, Quintero.
Ramón: No puedo, sheriff. Ya sabe lo que pasa. Ya no escuchan a los hombres.
……..

R: Tenías razón. Juntos podemos abrirnos caminos. A la par.
……..

Voz en off de E: Entonces supe que había algo que no podían quitarnos; algo que podía dejarle a mis hijos; algo que ellos heredarían: la sal de la tierra.
……..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s