T de toro

toro

Los toros y las mujeres tienen en común la sangre vertida. En las mujeres, porque periódicamente reciben su menstruación; en los toros, porque se les agrede con armas blancas desangrándoles hasta la muerte como forma de diversión. La sangre vertida por las mujeres es obra de la naturaleza; la sangre vertida por los toros, es obra de la crueldad humana. También es obra de la crueldad humana el maltrato a las mujeres asociado al degenerado modo de comportamiento machista. Cuando se maltrata a un toro hay en juego un alto porcentaje de machismo. Alto. ¿Muy alto? Pongamos que un 99%. El uno por ciento restante puede obedecer a causas diversas. Pero en lo que todos los analistas coinciden es que el ciento por ciento de la conducta asesina obedece al miedo a la propia identidad. La empatía con un semejante, esto es con cualquier otro ser vivo de sangre caliente y sistema nervioso como el humano nunca conduciría al crimen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s