Con un ovario

Con un ovario, aunque la granada tiene dos: el ovario súpero y el ovario ínfero, es en este último adonde aloja su fruto. Hemos recurrido a la frase “con un ovario” para hacer referencia a algo que ocurre frecuentemente en el ámbito feminista cuando se quiere desmontar la preponderancia de frases que son de uso machista, como lo es en este caso decir “con dos cojones”. Creemos que decir con dos ovarios no demuestra nada; no hay un cambio de enfoque que pueda considerarse igualitario, fuera, claro está, de la igualdad en la preponderancia. Consideramos que la preponderancia no es una virtud a imitar, sino más bien una prevalencia de la fuerza bruta, una imposición coercitiva por medio de esa fuerza. La fuerza que a nosotros nos interesa es la del entendimiento y de la razón. La granada nos da un ejemplo: de dos ovarios que tiene, emplea el más exterior para dar fruto. Y ese otro ovario, el que queda vacío es el que a nosotras nos hace pensar en ese otro acto de vida que es el razonamiento puro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s